En medio de aplausos y gritos como: “¡Bienvenido, campeón!”, fue el recibimiento de Juan Sebastián Cabal en el Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón, en Cali, después de ganar, junto a su compañero Robert Farah, el campeonato de Wimbledon en dobles.

“No me imaginé algo así. Todo ha sido mágico, la gente abrazándome y ver a mi familia fue lo mejor de todo. Este tipo de cosas lo llena a uno de seguir haciendo las cosas bien y demostrar que el tenis colombiano puede dar mucho más”, expresó el tenis luego de arribar el avión.

Luego de saludar a sus familiares, Cabal de inmediato fue traslado al carro de Bomberos, donde recorrió las calles de la ciudad hasta llegar a su hogar.

Fuente: EL HERALDO

Ver más

 

 

Deja un comentario