Las autoridades buscan prevenir que manos criminales sigan ocasionando las conflagraciones.

Unas 350 hectáreas de vegetación de los cerros tutelares de Cali han sido consumidas por las llamas en los últimos días. La oleada de incendios forestales llevó a la Policía a iniciar patrullajes en las zonas afectadas.

“Patrullajes por parte de la Policía de Carabineros y Policía Ambiental con el fin de prevenir estos incendios, que, según información que hemos recopilado de inteligencia, tienen un trasfondo de manos criminales”, dijo coronel Ronald coy, comandante operativo de la Policía de Cali.

Fuente: Noticias Caracol

Ver más

Deja un comentario