La imagen que tenía el bombero Jaime Yesid Castellar de Providencia es la de casi la mayoría de los colombianos; la de los libros de geografía del colegio: una isla regordeta a mano derecha de su hermana mayor, San Andrés. Pero realmente está al norte, a 93 kilómetros de distancia. Un trayecto similar al que hay entre Cali y Tuluá.

Solo al llegar a The Big Rock, uno de los puntos más altos de la isla, a 360 metros sobre el nivel del mar, este bombero caleño pudo dimensionar cómo este pedazo de Colombia en medio del Mar Caribe fue golpeado por el temible huracán de categoría 5, Iota.

Fuente: ElPaís.com.co

Ver más

Deja un comentario